Título hero plantilla

Subtítulo plantilla

cursos de coaching

Por esto los cursos de coaching deben ser prácticos.

Si estás pensando en iniciar un curso de coaching, desde ya te avisamos; cerciórate de que tengan muchas horas de prácticas y clases muy vivenciales. Por supuesto las certificaciones son clave, pero te aseguramos que un material didáctico eminentemente práctico, es lo que hace a los cursos de coaching buenos o no tan buenos. 

Pero, ¿por qué? La teoría también es muy importante, pero al final, cuando acabes tus cursos de coaching, y comiences a dar tus sesiones y estés tú solo contra el mundo y un coachee frente a ti esperando tu apoyo, ahí te darás cuenta de cuánta práctica te pudo haber faltado o agradecerás las prácticas que ya has tenido y te sentirás confiado.

¿Por qué los cursos de coaching deben ser muy prácticos?

Las sesiones de coaching, un ente vivo. 

Como todo en esta vida, nada es lineal y ni siquiera las sesiones de coaching se salvan. Así que prepárate, porque lo que te espera en una sesión de coaching es una auténtica montaña rusa. El coachee puede estar ese día un poco cerrado, parcialmente receptivo, quizás su estado de ánimo no sea el más fácil para entablar una conversación o tal vez no estén tan abiertos al cambio en ese momento preciso.

Sin embargo, el lado positivo es que cuando una persona acude a un coach es porque tiene una intención positiva de crear algo diferente en su vida y es ahí dónde debemos enfocarnos como coaches.

Por eso decimos que las sesiones de coaching son un ente vivo, porque en el proceso hay que saber reencaminar y guiar la sesión a un diálogo positivo, a una apertura mental, para que sea lo más beneficiosa posible para el coachee. Y ahora os preguntamos, ¿cómo afrontaríais semejante reto si hubierais pasado por cursos de coaching extremadamente teóricos?

En el Coaching la verdadera maestría se logra con la práctica

Así como los pilotos de vuelo que han de cumplir una cantidad de horas para poder volar libremente, de la misma manera un coach ha de aprender la mayor cantidad de recursos y herramientas para guiar a otros a lograr sus metas desde el máximo potencial. De nada te sirve hacer una extravagante formación si a la hora de la verdad no sabes hacer sesiones, te bloqueas o te quedas en blanco.

La importancia de la formación práctica en los cursos de coaching.

Las bondades que ofrecen los cursos de coaching que sean muy vivenciales son incontables y son beneficiosas para ambas partes: coach y coachee. Y es que, tener esa ventaja te ayudará de las siguientes formas. 

  • Aumentará tu retención: una formación práctica te ayudará a retener más tiempo la información y a su vez, a entender realmente el funcionamiento de las cosas. Una mejor retención también potenciará tus funciones cognitivas pues estimula las neuronas. 
  • Facilidad para hacer y aprender: la práctica hace que tu cerebro esté “programado” para entender y realizar tareas de una manera más autónoma. También, la práctica, la repetición y el aumento de retención logran a la larga que se libere espacio cognitivo para afrontar más información de una manera más eficaz. 
  • Generarás conocimientos: cuando empiezas a practicar y a practicar continuamente, al tiempo se alcanza un grado de perfección. Cuando se alcanza ese punto empezarás a generar conocimientos ya que brotan nuevos problemas que requieren solución y solo con una “forma de hacer” práctica, podrás generar nuevos conocimientos que darán respuesta a problemas inesperados. 
  • Alcanzarás un grado de experticia: aquí no hay mucho que añadir, solo hay que tener en cuenta lo mencionado con anterioridad; con una mayor retención, mayor facilidad de hacer y aprendizaje y una generación de conocimientos tras tanta práctica, solo se puede llegar a una experticia. Los resultados cada vez son mejores y se alcanzan con mayor celeridad. 
  • Aumenta la motivación: aumenta la motivación, ya que, conforme se llega al cénit de un conocimiento, lo único que sucede es que la persona tiene hambre y ganas de más: de perfeccionar una habilidad, de adquirir nuevas o incluso de traspasar su conocimiento a otros.

Teniendo esto en cuenta, salta a la vista que cuando nos planteemos buscar cursos de coaching, lo que más vamos a necesitar son sistemas de aprendizaje vivencial, prácticas en diferentes entornos, dinámicas y herramientas sencillas de aplicar en diferentes áreas, así como también la base teórica que te permita aplicar esta disciplina de forma ética y profesional.

“La experiencia es una dura maestra porque te pone primero la prueba y luego la lección”.

¿Estáis de acuerdo con lo que pensamos de que los cursos de coaching deben de ser muy prácticos? En Develand así lo creemos, solo con la práctica llega el éxito, por eso nuestras formaciones, como nuestro curso de experto en coaching, cuenta con hasta 5 sistemas de prácticas profesionales, para que al acabar los 6 meses de curso, tengas la confianza y tranquilidad necesaria para dar tus sesiones sin recurrir posteriormente a más cursos de coaching complementarios.

Scroll al inicio