www.develand.es
Ciudad del desarrollo personal y profesional
coaching

TODO SOBRE EL COACHING. ¿QUÉ NECESITO PARA SER UN BUEN COACH?

¿QUÉ ES EL COACHING?

El coaching profesional, según lo define ASESCO, es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial que, apoyado por un gran conjunto de herramientas, ayudan a cubrir el vacío existente entre el lugar donde una persona está ahora y donde desearía estar. Esta disciplina nos permite desarrollarnos personal y profesionalmente mientras nos acerca al logro de nuestros objetivos.

Al no ser una terapia ni proceso curativo, en coaching serás tú quien, por medio de tu compromiso y entrega, determinarás el lugar al que quieres llegar con tus objetivos. La tarea del coach, en todo caso, será la de acompañarte en ese trayecto, sin dirigir, aconsejar o mentorizarte en ningún momento, simplemente, acompañándote para que explores tus límites, sacando así todo tu potencial.

BENEFICIOS DEL COACHING EN TU VIDA.

Al ser el coaching una disciplina tan amplia,  puedes trabajar áreas tan diferentes como el empresarial, deportivo, filosófico, espiritual, personal, de equipo,etc…  

En realidad, podrás trabajar cada uno de los conceptos que se te ocurran, pues como ya hemos dicho, es un modelo de entrenamiento y aprendizaje, lo que te generará nuevas posibilidades para la acción, permitiéndote obtener unos resultados extraordinarios en tu desempeño.

De esta manera, con ayuda del coaching puedes trabajar aspectos tan diferentes como son:

  • Bloqueos emocionales
  • Liderazgo
  • Gestión de conflictos
  • Alineación de valores y creencias
  • Superación de barreras
  • Refuerzo de autoestima
  • Salud
  • Mejora de rendimientos
  • Planificación y gestión del tiempo
  • Gestión de Inteligencia Emocional
  • Patrones ineficaces de comportamiento
  • Impulso y motivación
  • Consecución de objetivos
  • Desarrollo personal

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN COACH?

A la hora de elegir un buen coach, es importante determinar en qué área de trabajo quieres centrarte, ya que hay una gran variedad de ellos y, en función de tu necesidad, lo ideal será buscar uno que sea especialista en esa área.

Aunque un coach estará siempre preparado para acompañarte en cualquiera de los procesos de crecimiento que tú busques, posiblemente te sentirás más cómodo eligiendo uno que esté familiarizado con tus objetivos.

Como el coaching bebe directamente del crecimiento personal, un buen coach deberá siempre llevar integradas en su vida aquellas herramientas de mejora personal de que dispondrá después para acompañarte, habiendo profundizado en su propio autoconocimiento, trabajando constantemente en su desarrollo.

Puesto que en el plano práctico el coach es solo un observador activo, evitará siempre darte opiniones o consejos, pues su función es la de ayudarte a fijar metas, tanto individuales como profesiones, explorando las diferentes soluciones posibles, hasta llegar a alcanzar tus objetivos, mejorando tu potencial y sacando el máximo partido de tu vida.

Para ello, te acompañará en la creación de un plan de acción que estará, en todo momento, diseñado por ti, y ajustado a tus circunstancias. Este plan constará de cinco pasos fundamentales:

  1. Definir tu objetivo final. Este paso es fundamental para lograr llevarlo a cabo.
  2. Enumerar aquellos pasos a seguir. Esto te ayudará a tener más claro lo cerca que estás de conseguirlo.
  3. Priorizar las tareas, poniendo una fecha para su desarrollo. Es importante fijar también una fecha límite.
  4. Identificar los recursos necesarios para la obtención de tu objetivo. ¿Cuántos dependen de ti? ¿Cuántos son externos?
  5. Visualizar tu plan de acción. Trata de visualizarte con tu objetivo ya logrado, hacerlo te acercará aún más a él.

De esta forma, un coach te acompañará para ser tu mejor versión, descubriendo nuevas habilidades en ti, potenciando las que ya conocías y fomentando, también, el hábito del aprendizaje contínuo.

Para ello, el coach debe reunir una serie de habilidades personales, como son:

  • Empatía. Un buen coach debe entender tus necesidades.
  • Formación constante. Pues estará siempre trabajando en su propio desarrollo personal.
  • Escucha activa. Esta es fundamental a la hora de comprender hacia dónde desea que llegues, por lo que alejará su propio ruido mental cuando esté en sesión.
  • Capacidad comunicativa. Es importante que sepa comunicar contigo, de manera asertiva y compasiva, todo aquello que sea determinante para ti.
  • Responsabilidad ética. Un buen coach jamás te acompañará en un proceso que no vaya apoyado en valores éticos y no sea ecológico para ti.
  • Coherencia. En todos los casos la coherencia entre pensamiento, palabra y acto, debe estar presente en un buen coach.
  • Paciencia. Jamás deberá tratar de influir en ti con el fin de agilizar un proceso. Cada proceso requiere de un tiempo y serás tú con tu implicación en el mismo quien lo determine.
  • Establecer confianza con el cliente. Esta será determinante para el buen desarrollo de cada sesión, pues un buen clima te ayudará en tu propia apertura al desarrollo.
  • Saber derivar cuando sea necesario. Si, dado el caso, el coach entiende que el proceso requiere de un profesional de la salud, sabrá derivarte al mismo, pues el coaching no entrará jamás en el terreno de lo emocional y de tu salud afectiva y mental.

¿QUÉ NECESITO PARA SER UN BUEN COACH?

Si por el contrario, eres tú quién está interesado en desarrollarte y crecer aún más como persona, o has pensado en darle un giro a tu profesión y formarte como especialista en coaching, ayudando así a otras personas en su propio desarrollo y proyectos, en Develand Academia somos especialistas en la formación de Coaches, con nuestro Master en Coaching con Inteligencia Emocional, PNL y Trainer Coach, llevamos más de 10 años formando profesionales con un alto valor humano y profesional.

APLICANDO EL COACHING A TU VIDA DIARIA:

El coaching es una disciplina que te permite desarrollarte y avanzar en cualquier área de tu vida, sobretodo a nivel personal, por esto, implementar los conocimientos de coaching en tu vida diaria te ayudará en cosas tan cotidianas y sencillas como pueden ser:

  • Gestionar emociones. Por experiencia propia sabemos que las emociones juegan un papel sumamente importante en nuestro comportamiento y toma de decisiones diarias. Tener una buena gestión de las mismas te ayudará a la hora de relacionarte con tus familiares, amigos y entorno más cercano. 
  • Cambiar de hábitos. Muchas veces, pese a que somos conscientes de que alguno de nuestros hábitos son perjudiciales (e incluso sin llegar a serlo), no tenemos las herramientas necesarias para modificarlos. El coaching te posibilita no sólo el cambio de estos hábitos que no te están dando resultados, sino que llega a erradicarlos por completo, sustituyéndolos de manera sencilla y efectiva, por otros que te funcionen. 
  • Mejorar la comunicación y las relaciones personales. El coaching tiene una enorme influencia de desarrollo personal, lo que lo convierte en una disciplina muy humanista, donde las relaciones con el otro toman una dimensión especial. Tu propio crecimiento como ser, te ayudará a comunicarte de manera más efectiva, empática y compasiva con tu entorno.
  • Equilibrar vida personal y laboral. El coaching te ayudará a equilibrar la balanza entre tu vida laboral y personal, dándole su justo valor a cada una de ellas pues, al poder fijarte objetivos en ambas áreas, tú mismo serás consciente del tiempo necesario para desarrollarte en ellas, convirtiéndolas en aliadas, en lugar de verlas como áreas enfrentadas.
  • Aclarar hacia dónde vas. Al explorar objetivos, tú mismo tomarás conciencia de hacia dónde quieres ir, del lugar en que te encuentras en ese momento y, de no ser el que deseas, qué pasos debes dar para conseguir el cambio. 

Como ves, el coaching no es sólo una maravillosa herramienta que te posibilitará realizar cambios importantes en ti y en tu entorno, sino que también es una profesión con una gran proyección laboral, pues cada vez son más las personas que, como tú, deseáis dar un cambio, tanto en vuestra vida personal como profesional, acercándoos con ello al  logro de  esa vida anhelada en la que tú seas, realmente, el dueño de tu futuro. 

 Y tú, ¿Te atreves a ello? ¿Te gustaría formar parte de esta maravillosa profesión que es el coaching

3 reglas para alcanzar la libertad emocional

libertad emocional

Hay infinitas maneras de alcanzar la libertad emocional.

Habrás oído hablar de la meditación, el mindfulness, el deporte, etc. todos ellos recursos válidos para encontrar la tan ansiada libertad emocional. Aunque existen muchas maneras para lograrlo, en este post y junto a nuestro experto formador Juan Manuel Pérez, te hablaremos sobre 3 reglas para conseguirlo.

Diferencia entre emoción y sentimiento

Antes de saber cómo conseguir la libertad emocional, ¿sabes qué es una emoción? Algo que también oímos muy a menudo es la pregunta “¿Cómo puedo gestionar mis emociones?”.

Sin embargo, ¿quieres gestionar tus emociones o quieres aprender a gestionar tus sentimientos? Porque estos dos conceptos no significan lo mismo.

Una emoción es más profunda que un sentimiento, pero a su vez es de una duración mucho más corta. De hecho, se suele decir que las emociones duran aproximadamente 90 segundos. Cuando esa misma emoción perdura en el tiempo, generamos lo que conocemos como “sentimiento”.

Un ejemplo: Imagina que estás yendo de camino al trabajo y, al cruzar la calle, un coche está a punto de atropellarte. Instintivamente, por el susto, te echas hacia atrás. Esa emoción no durará más de 90 segundos contigo.

Luego, llegas a la oficina y cuando te preguntan cómo va tu mañana, relatas lo sucedido, generando un sentimiento de malestar y de enfado. Esto puede marcar el resto de acciones que lleves a cabo a lo largo de la jornada. Se te cae el café, repites constantemente que “Hoy no es tu día”, respondes con irritabilidad a tus compañeros, etc.

Lo que queremos enseñarte es cómo no llegar a ese punto, y cómo puedes evitar alimentar esa emoción para que no se convierta en sentimiento y se dispare tu piloto automático.

Por lo tanto, separaremos las emociones como una parte fisiológica e inconsciente y los sentimientos como la parte más cognitiva. Será esta última la que vamos a trabajar para que alcances la libertad emocional. El objetivo es trabajar sobre la parte consciente, aquella más fácil de acceder, a través de determinados mensajes, para que estos arraiguen en tu subconsciente, la parte más profunda de tu pensamiento, logrando así tu estado de bienestar deseado.

Las 3 claves para lograr la libertad emocional

A continuación, te explicamos 3 distinciones que te ayudarán a trabajar la reflexión y la toma de consciencia para que no se dispare en ti ese piloto automático y fortalezcas tu inteligencia emocional.

1. Interpretaciones vs hechos

La frase que añade Juan Manuel para explicar esta distinción es: “Lo que pasó no tiene nada que ver con lo que dices que pasó”. En otras palabras, debes preguntarte ¿Cuál es la verdad?

A través de la historia de tu vida, has aprendido a relatar, a interpretar eventos y describirlos en función a tus creencias, entorno social o lugar donde has vivido. Sin embargo, todos los eventos tienen diferentes puntos de vista. Por ejemplo, mientras que en países cómo México se celebra el “Día de la Muerte”, en España la muerte está vista como un suceso traumático.

Debes comprender que hay tantas verdades y tantos mundos como personas hay en el planeta. Aunque todos queremos que el nuestro sea el mundo válido, es importante comprender que tu verdad no es la verdad absoluta. También, que puedes ampliar tu mente para ver diferentes perspectivas que aporten a tu crecimiento, que permita sacar el lado bueno de cada cosa y ganar lecciones de cada experiencia de vida.

Puedes practicar este ejercicio recordando un evento del pasado, buscando en lo ocurrido otros puntos de vista. Rétate a ti mismo a buscar el lado positivo y el aprendizaje de ese momento de tu vida. Puedes apoyarte usando estas preguntas:

  • Con mi mentalidad actual ¿Cómo interpreto ese suceso?
  • ¿Qué aprendizaje no vi en ese momento, que sí veo ahora?
  • ¿Cómo puedo aplicar lo aprendido a mi vida actual?
libertad emocional

2. Soltar la razón

Cuando tienes tu mundo y tu verdad, desarrollas la razón. Ésta conforma tu identidad, quién eres. Si pierdes tu razón, crees que estas dejando tu propia identidad, aquello que te define.

En cambio, Juan Manuel define la razón como “destructora de relaciones”. Muchas familias, parejas, amistades se han separado por este motivo, por centrarnos en nuestra razón y no tomar conciencia de que se trata de nuestra propia interpretación de los hechos. “Porque a nosotros nos guste el color rojo, esto no significa que sea el color más bonito.” añade al final el formador.

Para ello, debes primero tomar consciencia de que tienes tu propia razón, al igual que el resto de personas, y entender esa interpretación que le estas dando.

A partir de ahí, desarrollas la pasión por aprender a admirar a las personas que tengas enfrente, admirando su grandeza, por lo que comenzarás a soltar la razón.

Cada persona es una estrella en sí misma. Como explica Juan Manuel, lo bonito reside en entender los colores y las formas en las estrellas de las otras personas.

Me pregunto si alguna vez te ha pasado, que en tu empeño por ver las cosas solo desde tu posición, no has sido capaz de mirarlas desde otra perspectiva, perdiéndote con ello la posibilidad de enriquecer tu punto de vista.

Un ejemplo de esto lo tenemos observando el número 6, pues dependerá del lugar desde el que te sitúes para mirarlo, este podrá convertirse en un 9 o seguir siendo un 6. Desde cada uno de esos lugares, defenderías con fuerza una realidad que solo tiene que ver con lo que tu estás viendo en ese momento, no con la realidad total y, por esto mismo, al cambiar de posición defenderías, con la misma intensidad, la idea contraria.

Esto nos lleva a entender que la realidad es muy subjetiva y depende, sobre todo, de la interpretación que le estemos dando cada uno de nosotros. Intentar situarnos siempre en la posición contraria nos ayuda, en gran medida, a no ver nuestra razón como la única y valida y a entender “el maravilloso color de la estrella del otro”.

3. Víctima vs responsable

Desde la lingüística interpretas la palabra responsabilidad como una carga, como un “tener que”, cuando en realidad, esta no supone carga alguna, solo es la manera de responder a tu mente frente a un evento.

Cuando relatas los eventos, disociándote de ellos, desde fuera, con una actitud de “la culpa es de…” es cuando tomas un papel de víctima. Este surge desde la razón y desde “lo que yo digo es” donde es mucho más fácil que se dispare tu piloto automático.

Por otro lado, si relatas los acontecimientos asociados a ellos, la responsabilidad es tuya, entras en modo responsable, por lo que estarás más cerca de obtener la libertad emocional y ser dueño de tus propios sentimientos. Si eres responsables de tus actos, tendrás más posibilidades de actuar sobre ellos.

Un ejemplo sencillo de esta situación sería la de sentirte víctima al recibir una multa de tráfico por exceso de velocidad. Si te disocias del evento que la ha generado, lo más natural es que la justifiques diciendo que la velocidad a la que te obligan a ir es absurda, y que es imposible adaptarse a ella, por lo que acabas sintiéndote víctima de una injusticia.

Sin embargo, cuando la relatas asociándote a lo que ha sucedido, puedes darte cuenta de que, con

independencia de la velocidad a la que podrías haber circulado, las normas dicen que esta debe ser otra, y que ha sido un acto de “responsabilidad” tuya el ir a más de esa velocidad. Aquí tomas conciencia de que eres tú quien puede cambiar esto, algo que jamás pensarías desde el papel de víctima.

A partir de este momento, haciéndote responsable y no viéndote como la víctima de tus acciones, comenzarás a cambiar tus sentimientos y emociones, impidiendo que tu piloto automático salte, lo que te ayudará a ganar libertad emocional.

Como ves, estas tres sencillas claves, tan fáciles de entender y poner en práctica, son fundamentales para alcanzar la libertad emocional, aquella que te llevará a vivir tu vida de manera más plena y consciente.

¡Ahora es tu turno de tomar acción!

Si estás interesado en el tema, te invitamos a que disfrutes la charla entre Juan Manuel Pérez y Anne Igartiburu que te dejamos a continuación:

¿Quieres aprender más sobre desarrollo personal y cómo aplicarlo a tu carrera profesional? Te invitamos a que eches un vistazo a nuestro máster en coaching en Madrid. Obtén un título con las competencias claves según ICF y ASESCO para desarrollarte con solvencia y garantía como Coach profesional.

Coaching 2021: las principales tendencias de este año

Este año, como consecuencia de un período de cambios y transformaciones, nos hemos enfrentado a nuevos retos y aprendizajes. Esta constante evolución ha marcado las próximas tendencias en Coaching del 2021, con el fin de adaptarse a las nuevas exigencias de un mundo cambiante. 

Por otro lado, el coaching se encuentra en continuo crecimiento. Cada vez es más necesario el papel de un coach debidamente preparado y capacitado, que nos acompañe en este aprendizaje y que muestre las herramientas necesarias para ello. 

El desarrollo de este proceso de aprendizaje nos demuestra que este es el mejor momento formarnos en esta profesión. ¡La demanda es cada vez mayor!

Por ello, es importante conocer las últimas tendencias y novedades en el coaching para ofrecer un servicio actualizado a tus clientes y que además te diferencie de la competencia. 

Estas son las tendencias de Coaching para el año 2021.

El Coaching virtual será el protagonista. 

Como venimos observando desde hace tiempo, la virtualidad está cobrando un papel protagonista en nuestro día a día. Esto implica nuevas formas de establecer relaciones, de trabajar y de comunicarse, algo que también afecta enormemente al coaching. 

Los nuevos tipos de coach deben adaptar su trabajo a esta nueva realidad. Esto implica la búsqueda de recursos para seguir mostrando un trato personalizado y cercano sin las ventajas que para ello aporta la presencialidad. 

Como solución, no solo será suficiente con las videoconferencias. Se han desarrollado innovadoras aplicaciones para aumentar la participación y la interacción entre el coach y coachee. También deben ofrecerse servicios adicionales como webinars, masterclass, contenidos digitales o sesiones en streaming, para generar una auténtica experiencia vivencial al usuario. 

La clave se encontrará en la perfecta combinación entre virtualidad y proporcionar un toque humano y personal.

El Coaching sistémico ganará mayor relevancia. 

El Coaching sistémico también ganará importancia en este nuevo entorno online. En él se visualizará a las personas, equipos y empresas como sistemas formados por elementos interrelacionados que comparten un objetivo común. 

Por lo tanto, a partir de las reglas pautadas por dichos sistemas, se definen las formas de relacionarse, así como los objetivos establecidos. Todas las acciones realizadas por cada individuo están marcadas por el sistema y además repercutirán en él. 

El Coaching sistémico se centra en comprender cómo todos los aspectos que conforman nuestro día a día interactúan entre sí, de forma que se logre un mayor aprendizaje y adaptación. 

Coaching en entornos educativos. 

También hemos podido experimentar una mayor presencia del coaching en entornos educativos como apoyo en la gestión de los cambios. Su objetivo es facilitar los procesos de aprendizaje, enfocado en la inteligencia emocional en niños y jóvenes.

También se buscará potenciar habilidades como el liderazgo, el trabajo en equipo y la proactividad. 

Coaching en inteligencia emocional para niños.

En el mundo en que nos desenvolvemos, cada vez se da más importancia al conocimiento y adecuada gestión de nuestras emociones. Para ello es importante enseñar y ayudar a la exploración emocional, corporal y racional de los niños, pues posibilitaremos con ello que tengan una buena gestión tanto de sus emociones como de las ajenas, lo que desarrollará su empatía desde una edad temprana, facilitándole una relación más sana y equilibrada con su ambiente.

¿Conoces nuestro programa de Coaching transpersonal? ¡Es el momento de comenzar tu camino! 

Coaching de ventas.

Una de las claves primordiales para el trabajo en equipo y las ventas es el coaching. Gracias a él, se trabajan las habilidades de escucha activa y la empatía, donde se aprende a no juzgar y a comprender las circunstancias personales que acompaña a cada individuo. Mejorando con ello tanto la comunicación como la toma de decisiones.

Coaching para mejora de resultados.

En Coaching es cada vez más importante proporcionar resultados tangibles y medibles. En función de métricas determinadas, se debe proporcionar los objetivos alcanzados durante todo el proceso de coaching. 

Esta es una forma de demostrar a tu cliente que el presupuesto que está invirtiendo le está aportando valor y que está teniendo lugar una evolución real. 

Coaching enfocado al cuidado personal.

Otra de las ramas en las que se aplicará el Coaching es en el cuidado personal, la salud, alimentación, el deporte y el bienestar. Este último año la salud, tanto mental como física, ha cobrado una gran importancia y cada vez hay una mayor conciencia sobre el cuidado de la mente y el cuerpo. La figura del coach estará centrada en alcanzar objetivos relacionados con el deporte, con la belleza y la nutrición. Será cada vez más demandado y ayudará al coachee a obtener ese cambio personal en su salud evaluando sus hábitos, dieta y alimentación a través de un proceso de mejora.

La creatividad y un cambio de mentalidad.

El Coaching también trabajará formas de expandir la mentalidad y lograr un cambio de mindset para poder enfrentar el momento actual. Esto se conseguirá trabajando la adaptación al cambio y la creatividad como herramientas para solucionar el bloqueo y la desmotivación.

Coaching para la adaptación a las nuevas tecnologías.

Hemos comenzado este artículo hablando sobre la importancia de la virtualidad en la nueva forma de relacionarse, pero ¿qué ocurre cuando esto, en lugar de ser una ventaja se convierte en un obstáculo para el crecimiento? 

Una alternativa muy interesante de las últimas tendencias del coaching se enfoca en lograr la adaptación a las nuevas tecnologías y formas de trabajo para personas que no consiguen desenvolverse en esta nueva realidad. 

Los cambios y nuevas tendencias que están surgiendo demuestran que el Coaching es cada vez más necesario para acompañar a las personas durante este periodo de transformaciones y seguir ayudándolas a alcanzar el éxito tanto en su vida profesional como personal. 

Coaching en desarrollo personal.

Si hay algo que nos ha demostrado esta pandemia, es la gran importancia que tiene un buen desarrollo personal a la hora de afrontar inconvenientes, o de resolver conflictos. Fortalecer y trabajar en nuestro crecimiento personal, nos posibilitará el autoconocimiento y con ello, potenciaremos de manera importante nuestras fortalezas individuales, algo que nos acompañará el resto de nuestra vida y nos ayudará en todas las áreas de esta.

Formación y mayor regularización.

Debido al aumento de la demanda de este servicio, la figura del coach profesional se está transformando y evolucionando, haciendo que cada vez sea más necesaria la debida certificación y regularización por las instituciones nacionales e internacionales competentes. Como consecuencia, observamos una percepción mucho más completa del papel del coach y una mayor variedad de ofertas en formación. 

Un claro ejemplo de ello sería nuestro Máster Propio Universitario en Coaching + PNL + Formador o el Curso de Experto en Coaching Online, enfocado en Inteligencia Emocional y PNL. Ambos están elaborados con el objetivo de potenciar tu carrera como Coach profesional, proporcionándote las titulaciones ICF y AESCO, las más importantes a nivel mundial y nacional. 

En definitiva, el Coaching en cada una de sus tendencias, nos enseña a pensar diferente, a profundizar en nuestro interior para poder alcanzar los objetivos marcados. Por eso, desde Develand te animamos a continuar aprendiendo y a desarrollar tu carrera profesional con una formación enfocada en tus metas y proyectos.