La toma de decisiones con inteligencia emocional

La toma de decisiones… esa enorme carga que cae sobre nuestros hombros prácticamente a diario. ¿Alguna vez te has preguntado cómo sucede este proceso? ¿O te has planteado otra forma de llevar a cabo tu modus operandi? 

La toma de decisiones es realmente compleja, aunque te aseguramos que hay una forma muy sencilla de llevarla a cabo y esa es de la mano de la inteligencia emocional, una poderosa aliada que te ayudará a amenizar el camino de la toma de decisiones. Seguro que con estos tips que te dejamos no te volverá a costar tanto tomar una decisión

¿Por qué son importantes las emociones en la toma de decisiones?

Esta cuestión es fundamental entenderla como punto de partida para poder llevar a cabo la toma de decisiones con mayor naturalidad. Tenemos que partir de la base de que el ser humano es verdaderamente un ser emocional. 

Sí es cierto que la razón o la información nos ponen en una mejor postura para la toma de decisiones, sin embargo, la decisión final la toman las emociones. A la hora de escoger una cosa u otra, contemplamos la situación con una especie de sucesión de imágenes mentales; cuando valoramos un trabajo nuevo, vivir en un nuevo lugar, empezar alguna relación…

Tratamos de imaginarnos un escenario de cómo será la situación una vez hayamos tomado la decisión gracias a esas imágenes mentales. Ahora bien, esas imágenes mentales son formadas por nuestras emociones, las cuales vienen dadas por experiencias, recuerdos, percepciones… Y estos recuerdos o experiencias, a su vez vienen etiquetadas por determinadas emociones; asco, sorpresa, alegría, etc… 

Y es basándonos en estas imágenes mentales (definidas por las emociones) y en la información que tengamos, que acabamos tomando una decisión. Así que, verdaderamente, la decisión final viene dada por las emociones ya que el factor determinante que nos empuja hacia un camino u otro, son los escenarios que nos hayamos imaginado, escenarios que son creados por la parte emocional de nuestro cerebro. 

Tips para gestionar las emociones en la toma de decisiones.

Ahora bien, habrá veces que nos vendrá mucho mejor llevar a cabo la toma de decisiones con la razón por delante, sin que influyan mucho las emociones en ello. ¿Cómo logramos esto? Con estos super tips de inteligencia emocional que estamos seguros que te harán el camino más fácil.

  • Dale importancia a los hechos: intenta que no haya interferencia en los hechos que conoces. Valora primero lo racional, luego lo emocional. 
  • Conoce y discrimina bien las emociones que sientes: trata de entenderlas así como la razón que las produce. Cuando lo hagas sé comprensivo con lo que sientes, esto además potencia tu empatía.
  • Evalúa el origen de esas emociones ¿Qué pensamientos lo generan? ¿Qué creencias fomentan el origen de esas emociones?  Las creencias, las experiencias previas y los pensamientos influyen en la forma en cómo nos sentimos. Trabaja sobre estos aspectos antes de evaluar una situación y tomar una decisión. 
  • Gestiona tu emoción de acuerdo al entorno, para tomar decisiones y lograr tus metas y objetivos desde tu equilibrio emocional, para ello es importante aprender técnicas que te ayuden a regular lo que sientes en los momentos clave.
  • Auto genera y transmite emociones positivas. El camino de la inteligencia emocional es como una calle de doble sentido, las emociones afectan a los pensamientos y viceversa. Si te estimulas a generar y transmitir emociones positivas, tu pensamiento y estados de ánimo te seguirán para crear un equilibrio emocional que te permita tomar decisiones desde la paz mental.
  • Trabaja tu empatía: esto te ayudará a decidir y además contribuirá a regular tu forma de expresarte, lo cual puede mejorar el impacto que tengas en tu entorno. 

La toma de decisiones no tiene porqué ser una odisea, solo hace falta conocerse a profundidad, darse el permiso de explorar y sentir lo que tu interior tiene para decir y para ello estos tips pueden ser un primer paso.

Asimismo, si quieres profundizar en técnicas efectivas de Inteligencia Emocional, en saber cómo usar estas herramientas en tu comunicación, toma de decisiones y gestión de conflictos nuestro curso de experto en emociones te pueden ayudar, una formación que te servirá tanto en lo personal como en lo profesional, sobre todo si trabajas con personas. 

Recuerda que la práctica hace al maestro mientras mejor entrenada esté tu mente y emoción, mejores decisiones podrás tomar para el logro de los objetivos que te propongas.