www.develand.es
Ciudad del desarrollo personal y profesional
coaching

TODO SOBRE EL COACHING. ¿QUÉ NECESITO PARA SER UN BUEN COACH?

¿QUÉ ES EL COACHING?

El coaching profesional, según lo define ASESCO, es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial que, apoyado por un gran conjunto de herramientas, ayudan a cubrir el vacío existente entre el lugar donde una persona está ahora y donde desearía estar. Esta disciplina nos permite desarrollarnos personal y profesionalmente mientras nos acerca al logro de nuestros objetivos.

Al no ser una terapia ni proceso curativo, en coaching serás tú quien, por medio de tu compromiso y entrega, determinarás el lugar al que quieres llegar con tus objetivos. La tarea del coach, en todo caso, será la de acompañarte en ese trayecto, sin dirigir, aconsejar o mentorizarte en ningún momento, simplemente, acompañándote para que explores tus límites, sacando así todo tu potencial.

BENEFICIOS DEL COACHING EN TU VIDA.

Al ser el coaching una disciplina tan amplia,  puedes trabajar áreas tan diferentes como el empresarial, deportivo, filosófico, espiritual, personal, de equipo,etc…  

En realidad, podrás trabajar cada uno de los conceptos que se te ocurran, pues como ya hemos dicho, es un modelo de entrenamiento y aprendizaje, lo que te generará nuevas posibilidades para la acción, permitiéndote obtener unos resultados extraordinarios en tu desempeño.

De esta manera, con ayuda del coaching puedes trabajar aspectos tan diferentes como son:

  • Bloqueos emocionales
  • Liderazgo
  • Gestión de conflictos
  • Alineación de valores y creencias
  • Superación de barreras
  • Refuerzo de autoestima
  • Salud
  • Mejora de rendimientos
  • Planificación y gestión del tiempo
  • Gestión de Inteligencia Emocional
  • Patrones ineficaces de comportamiento
  • Impulso y motivación
  • Consecución de objetivos
  • Desarrollo personal

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN COACH?

A la hora de elegir un buen coach, es importante determinar en qué área de trabajo quieres centrarte, ya que hay una gran variedad de ellos y, en función de tu necesidad, lo ideal será buscar uno que sea especialista en esa área.

Aunque un coach estará siempre preparado para acompañarte en cualquiera de los procesos de crecimiento que tú busques, posiblemente te sentirás más cómodo eligiendo uno que esté familiarizado con tus objetivos.

Como el coaching bebe directamente del crecimiento personal, un buen coach deberá siempre llevar integradas en su vida aquellas herramientas de mejora personal de que dispondrá después para acompañarte, habiendo profundizado en su propio autoconocimiento, trabajando constantemente en su desarrollo.

Puesto que en el plano práctico el coach es solo un observador activo, evitará siempre darte opiniones o consejos, pues su función es la de ayudarte a fijar metas, tanto individuales como profesiones, explorando las diferentes soluciones posibles, hasta llegar a alcanzar tus objetivos, mejorando tu potencial y sacando el máximo partido de tu vida.

Para ello, te acompañará en la creación de un plan de acción que estará, en todo momento, diseñado por ti, y ajustado a tus circunstancias. Este plan constará de cinco pasos fundamentales:

  1. Definir tu objetivo final. Este paso es fundamental para lograr llevarlo a cabo.
  2. Enumerar aquellos pasos a seguir. Esto te ayudará a tener más claro lo cerca que estás de conseguirlo.
  3. Priorizar las tareas, poniendo una fecha para su desarrollo. Es importante fijar también una fecha límite.
  4. Identificar los recursos necesarios para la obtención de tu objetivo. ¿Cuántos dependen de ti? ¿Cuántos son externos?
  5. Visualizar tu plan de acción. Trata de visualizarte con tu objetivo ya logrado, hacerlo te acercará aún más a él.

De esta forma, un coach te acompañará para ser tu mejor versión, descubriendo nuevas habilidades en ti, potenciando las que ya conocías y fomentando, también, el hábito del aprendizaje contínuo.

Para ello, el coach debe reunir una serie de habilidades personales, como son:

  • Empatía. Un buen coach debe entender tus necesidades.
  • Formación constante. Pues estará siempre trabajando en su propio desarrollo personal.
  • Escucha activa. Esta es fundamental a la hora de comprender hacia dónde desea que llegues, por lo que alejará su propio ruido mental cuando esté en sesión.
  • Capacidad comunicativa. Es importante que sepa comunicar contigo, de manera asertiva y compasiva, todo aquello que sea determinante para ti.
  • Responsabilidad ética. Un buen coach jamás te acompañará en un proceso que no vaya apoyado en valores éticos y no sea ecológico para ti.
  • Coherencia. En todos los casos la coherencia entre pensamiento, palabra y acto, debe estar presente en un buen coach.
  • Paciencia. Jamás deberá tratar de influir en ti con el fin de agilizar un proceso. Cada proceso requiere de un tiempo y serás tú con tu implicación en el mismo quien lo determine.
  • Establecer confianza con el cliente. Esta será determinante para el buen desarrollo de cada sesión, pues un buen clima te ayudará en tu propia apertura al desarrollo.
  • Saber derivar cuando sea necesario. Si, dado el caso, el coach entiende que el proceso requiere de un profesional de la salud, sabrá derivarte al mismo, pues el coaching no entrará jamás en el terreno de lo emocional y de tu salud afectiva y mental.

¿QUÉ NECESITO PARA SER UN BUEN COACH?

Si por el contrario, eres tú quién está interesado en desarrollarte y crecer aún más como persona, o has pensado en darle un giro a tu profesión y formarte como especialista en coaching, ayudando así a otras personas en su propio desarrollo y proyectos, en Develand Academia somos especialistas en la formación de Coaches, con nuestro Master en Coaching con Inteligencia Emocional, PNL y Trainer Coach, llevamos más de 10 años formando profesionales con un alto valor humano y profesional.

APLICANDO EL COACHING A TU VIDA DIARIA:

El coaching es una disciplina que te permite desarrollarte y avanzar en cualquier área de tu vida, sobretodo a nivel personal, por esto, implementar los conocimientos de coaching en tu vida diaria te ayudará en cosas tan cotidianas y sencillas como pueden ser:

  • Gestionar emociones. Por experiencia propia sabemos que las emociones juegan un papel sumamente importante en nuestro comportamiento y toma de decisiones diarias. Tener una buena gestión de las mismas te ayudará a la hora de relacionarte con tus familiares, amigos y entorno más cercano. 
  • Cambiar de hábitos. Muchas veces, pese a que somos conscientes de que alguno de nuestros hábitos son perjudiciales (e incluso sin llegar a serlo), no tenemos las herramientas necesarias para modificarlos. El coaching te posibilita no sólo el cambio de estos hábitos que no te están dando resultados, sino que llega a erradicarlos por completo, sustituyéndolos de manera sencilla y efectiva, por otros que te funcionen. 
  • Mejorar la comunicación y las relaciones personales. El coaching tiene una enorme influencia de desarrollo personal, lo que lo convierte en una disciplina muy humanista, donde las relaciones con el otro toman una dimensión especial. Tu propio crecimiento como ser, te ayudará a comunicarte de manera más efectiva, empática y compasiva con tu entorno.
  • Equilibrar vida personal y laboral. El coaching te ayudará a equilibrar la balanza entre tu vida laboral y personal, dándole su justo valor a cada una de ellas pues, al poder fijarte objetivos en ambas áreas, tú mismo serás consciente del tiempo necesario para desarrollarte en ellas, convirtiéndolas en aliadas, en lugar de verlas como áreas enfrentadas.
  • Aclarar hacia dónde vas. Al explorar objetivos, tú mismo tomarás conciencia de hacia dónde quieres ir, del lugar en que te encuentras en ese momento y, de no ser el que deseas, qué pasos debes dar para conseguir el cambio. 

Como ves, el coaching no es sólo una maravillosa herramienta que te posibilitará realizar cambios importantes en ti y en tu entorno, sino que también es una profesión con una gran proyección laboral, pues cada vez son más las personas que, como tú, deseáis dar un cambio, tanto en vuestra vida personal como profesional, acercándoos con ello al  logro de  esa vida anhelada en la que tú seas, realmente, el dueño de tu futuro. 

 Y tú, ¿Te atreves a ello? ¿Te gustaría formar parte de esta maravillosa profesión que es el coaching